Parques
Miradores
E. Naturales
Rutas
Sierra
Parques de Béjar PARQUE MUNICIPAL DE LA CORREDERA: Creado por José Rodríguez Yagüe en 1881, está formado por gran variedad de especies: acebuches, abetos, mimosas, sauces llorones y sobre todo plátanos. En su plaza central se ha recuperado el antiguo templete circular de reminiscencias decimonónicas. ISLA DE LA ALISEDA: Data de los primeros años del siglo XXI nace con la intención de dotar a los bejaranos de un espacio de ocio y recreo en torno al río y aprovechando el islote natural que se forma en dicho lugar. PARQUE DE LA ANTIGUA: Situado en el punto más occidental de Béjar y ocupando parte del recinto amurallado, data de los años 80 y nace con la intención de crear un espacio de ocio y recreo para los habitantes de la zona. PARQUE FORESTAL DE MONTE MARIO: Paraje repoblado a lo largo del siglo XX con un total de 37 especies arbóreas, en las que predominan: pinos, cipreses, cedros, secuoyas, arencarías y otras especies de coníferas. Así mismo hay castaños del país, exóticos robles, negrillos de Siberia, fresnos, laureles y algunos frutales. El lugar se puede recorrer por diversos senderos disfrutando de arroyos de aguas cristalinas amplias panorámicas. PARQUE DE BAÑADURAS BAJAS: De nueva creación, ocupa parte del antiguo teso de la Feria y cuenta con un velódromo. PARQUE /PASEO DE SANTA ANA: Paraje de recreo que dispone de tres paseos y una fuente monumental. Está dotado de mesas, juegos infantiles y deportivos y ofrece unas bonitas vistas de la ciudad. PARQUE DE LA FABRIL: De construcción reciente, es un espacio de ocio y entretenimiento muy bien acogido por los vecinos de esta nueva zona de la ciudad. No faltan en el mismo zona de juegos para niños y jóvenes.
Miradores de Béjar MIRADOR DE LA FUENTE DEL LOBO: Paraje rodeado de castaños y abedules, su denominación viene dada por la fuente construida en granito con cabeza de lobo en bronce. Ubicado se encuentra este mirador desde el que se divisa toda la ciudad, el valle de Sangusín y el lejano horizonte de la Sierra de Francia. MIRADOR DE LA VIRGEN: En el Paraje de El Castañar a escasos 3 Km. de la ciudad en el circuito de los Rodeos se ubica el llamado Mirador de la Virgen. Cada 8 de septiembre la Virgen del Castañar es llevada en procesión a este mirador y se la coloca mirando al pueblo con el deseo de que proteja y bendiga a todos los bejaranos. MIRADOR DEL VENTORRO DE PELAYO: Situado en el antiguo camino de la Asomada y actual Carretera de Ciudad Rodrigo, junto a unos espectaculares canchales de granito. Nace por el uso que hacían del lugar los bejaranos que hasta allí acudían de forma habitual. En los últimos tiempos el Ayuntamiento y la empresa de restauración que allí mismo hay lo han ido acondicionando de forma austera para que los visitantes puedan disfrutar de las espectaculares vistas a la ciudad. MIRADOR DE LA LADERA UMBRÍA: Al realizar la ruta de La Ladera Umbría descubrimos un coqueto mirador que nos invita al descanso y facilita la visión panorámica del rio Cuerpo de Hombre y los edificios que albergan el museo textil. BALCÓN DE CAMPOPARDO: En el ángulo que forma la calle 28 de septiembre podemos observar el balcón que ofrece unas espectaculares vistas a rio Cuerpo de Hombre, eje primordial de la industria textil durante todo el siglo XIX. MIRADOR DEL DUQUE: Frente a la residencia de Mamá Margarita, en la calle Padre Roca, se encuentra este mirador que ofrece una amplia visión hacía el monte. Espacio creado con bancos para el descanso y la contemplación. MIRADOR BALCÓN DE OLIVILLAS: Pequeño mirador habilitado al derruir los edificios allí ubicados anteriormente que abre unas bellas vistas al monte.
Espacios Naturales El REGAJO: Merendero situado a quinientos metros del centro de la ciudad. Zona muy concurrida en verano por el frescor de la zona. SAGRADO CORAZÓN: En el entorno privilegiado de la carretera de acceso al Castañar se ubica el lugar conocido como Sagrado Corazón, que toma el nombre por la majestuosa imagen de Cristo en majestad construida 1929. FUENTE DEL LOBO: Se encuentra en la carretera de acceso al El Castañar. Esta fuente está situada en un merendero rodeado de abedules y castaños, está construida en granito y bronce e integrada perfectamente en el entorno. EL CASTAÑAR: Paraje situado a 3 km. de Béjar, de fácil acceso por carretera local, en el que se pueden admirar un magnífico bosque de robles y castaños rodeando al Santuario de Nuestra Señora de El Castañar y a la Plaza de Toros más antigua de España. LLANO ALTO: Llano paraje a 4 km. de Béjar, de fácil acceso, en el que se pueden emprender diversas rutas de senderismo, así como admirar bellas vistas del entorno natural, especialmente de la sierra. PEÑA DE LA CRUZ: Paraje a 7 km. de Béjar al que se accede por un camino de tierra, posee manantiales de agua cristalina y un atractivo mirador en la cima de una gran roca, así como una enorme cruz, realizada en piedra granítica. TRANCO DEL DIABLO: Este paraje se encuentra en la carretera que comunica los pueblos de Valbuena y Aldeacipreste con Béjar. Descendiendo a la orilla del río, se puede admirar con toda plenitud las caprichosas formas que la naturaleza trazó sobre las rocas a ambas orillas del río y donde cuenta la leyenda que saltó el diablo dejándose una de sus botas petrificada. Un poco más abajo nos encontramos con El Molino del Fraile o de Pichón y Navarredonda, fincas donde se cree vivió el bufón del Emperador Carlos V, don Francés de Zúñiga.
Rutas Senderistas RUTA DE LAS FÁBRICAS TEXTILES: El valor de esta ruta reside en el importante patrimonio histórico industrial de Béjar que constituye una importante identidad cultural de su floreciente pasado textil. RUTA LADERA UMBRÍA: Se trata del sendero utilizado por los obreros en tiempos de la floreciente industria textil para tener acceso a las fábricas textiles. Permiten al caminante conocer la zona, al margen del río Cuerpo de Hombre, más sombría de la ciudad. RUTA AL CEDRO MILENARIO: desde Santa Ana, adentrados hacia la espesura del monte y una vez cruzada la finca de La Centena, donde las vistas de la ciudad son espectaculares, nos encontramos las puertas de una finca llamada La Francesa, finca que cuenta con un magnifico ejemplar de cedro del Líbano. Estos parajes y rutas, no únicos, pero que destacamos entre otros, se encuentran todos ellos muy cercanos a la ciudad (alguno a menos de cinco minutos a pie), cada uno con características diferentes y particulares, constituyendo un autentico pulmón verde para la ciudad así como un importante atractivo para los visitantes que además de conocer el interior quieran disfrutar de la naturaleza sin que eso les suponga un importante esfuerzo.
Sierra de Béjar La parte del Sistema Montañoso Central comprendido entre la Sierra de Gredos a la Sierra de Francia recibe el nombre de Sierra de Béjar. En el año 1189 se inicia la delimitación de los términos municipales de la tierra de Béjar, quedan fijados de manera definitiva en el año 1291 quedando la sierra dentro de la tierra de Béjar y comenzando a denominarse posiblemente y a partir de entonces SIERRA DE BÉJAR. La sierra de Béjar se sitúa al Sur de la provincia de Salamanca y limita con las provincias de Extremadura y Ávila. El pico más alto es el denominado Canchal de la Ceja con 2.428 metros. Sus cumbres, frecuentemente nevadas permiten la práctica de numerosas actividades de ocio, en contacto con uno de los más privilegiados espacios naturales de la provincia de Salamanca. Las actividades que se pueden realizar están orientadas tanto al montañismo como al turismo rural o naturalista. Rutas como la que lleva a las Lagunas, el Travieso, los Dos Hermanitos o el Cancho la muela, son elegidas anualmente por miles de amantes de la naturaleza llegados de todos los puntos de España. También se puede disfrutar de la estación de esquí “Sierra de Béjar-La Covatilla”.